Destinos - Osorno

Casa Follert en Osorno

La historia de la familia Follert en Chile se inicia con la llegada a Puerto Montt en 1872, a bordo de la goleta Wandrahm, de Joseph Follert y su familia constituida por su esposa Berta Grieser y sus cinco hijos: Oscar de 11 años, Robert de 8 años, Amadeus de 3 años, Adelina de 2 años y Konrad de solo 11 días. Joseph Follert arriba a Chile proveniente de Porembi, Sierakowitz, al oeste de Danzig. La casa fue adquirida, por Alberto Emil Follert Fleidl, nacido el 13 de septiembre de 1906 y casado con Elda Neumann Kuschel, de ahí que la casa sea conocida como "la Casa Follert-Neumann". La casa fue adquirida a la familia Bornscheuer, quienes se cree fueron sus primeros propietarios, arribados el 31 de Mayo de 1856 a Puerto Montt, proveniente de Rotemburg, Hessen. La familia venía constituida por el matrimonio formado por Georg Bornscheuer Schüller y Catharine Momberg, y acompañados por sus hijos Sabine y Konrad. A su llegada se les asignó una chacra en Volcán. Más tarde se les uniría en su esfuerzo otro de sus hijos, Peter Georg Bornscheuer Momberg, de oficio vidriero al igual que su padre, quien arribaría a Chile el 27 de Septiembre de 1856 a bordo del Grasbrook. Sería este último quien junto a su esposa, Augusta Bielefeldt, comprara la casa de calle Matta 950 luego de vender su Negocio en Trumao. Más tarde, será el único hijo de Georg, Ottmar, quien vendiera la casa a la familia Follert, la última familia que habitó la casa.

follert_exterior

Casa Follert, Osorno. Vista exterior

La casa

Se estima que esta casa data de entre los años 1890 a 1920 (Montecinos, 1981: 44) y que fue diseñada por Piwonka. En la actualidad no se poseen registros de las modificaciones que ha sufrido el diseño original de la Casa Follert a lo largo de los años de su existencia. Sin embargo, por medio de relatos de Sandra Hitschfield Follert, quien en la actualidad posee los derechos sobre la casa, y de los estudios realizados por Elisa Cordero Jahr, Gabriel Guarda, Hernán Montecinos y los desarrollados en terreno para la presente investigación, se pueden concluir que la casa ha sufrido dos cambios significativos en su estructura: el primer cambio tiene relación con su torreón derecho, en el cual reemplazóla cúpula original con lo que se pierde la asimetría del volumen de la construcción original; el segundo cambio tiene relación con el incendio ocurrido en el año 1989, en el cual gran parte del segundo piso de la construcción fue completamente destruido.

follert_fassades

Casa Follert, Osorno. Fachadas

La casa Bornscheuer o Follert cumple con todas las características de las construcciones en madera desarrolladas en Osorno entre los años 1890 a 1920. Esta construcción se caracteriza principalmente por los grandes y complejos volúmenes, además de corredores alrededor de la casa. Asimismo, las terminaciones de la casa se caracterizan por tener un alto grado de detalle, lo cual se muestra especialmente en elementos decorativos de la vivienda, tales como detalles en las ventanas, pilastras, pasamanos, torreones, paramentos de las fachadas y entre otros. Todo este refinamiento en las terminaciones se podría explicar porque muchos ebanistas se dedicaban también a la construcción de viviendas, y por la llegada de la industrialización a la zona, lo cual permitía lograr una mayor complejidad en las construcciones.

follert_plans

Casa Follert, Osorno. Plantas baja y del primer piso

En cuanto al estado de conservación, tanto el exterior como el interior, se encuentran considerablemente deteriorados. En el interior, la humedad ha provocado que los cielos se encuentren manchados por las filtraciones, el papel mural se haya desprendido, las puertas se encuentren fuera de los ejes. En el exterior las tablas del revestimiento presentan claros síntomas de pudrición parda, están torcidas y ya no presentan condiciones de revestimiento estanco. Existe el grave problema estructural de los pilares de los vértices, que se encuentran deformados y disminuidos en su sección, también producto de la pudrición de la madera derivada del alto grado de humedad. Es posible observar daño en las vigas de madera ubicadas en el subterráneo, hay pequeños agujeros producidos por la presencia de xilófagos y en la zona de los entretechos de los torreones puede observarse una extensa proliferación de palomas.

follert_det

Casa Follert, Osorno. Detalle del torreón.