Destinos - Llanquihue - Puerto Octay

Casa Werner en Puerto Octay

Pese a que es sabido que el primer miembro de la familia Werner en llegar a Chile fue Alfred Wörner, quien cambió su nombre a Werner al llegar al país, se desconoce el nivel de parentesco con el primer propietario del inmueble, aunque se sabe que su primer propietario fue don Antonio Werner y que el año de construcción del inmueble se data aproximadamente en 1910. En un comienzo su uso fue residencial, pero debido a la cercanía con el muelle también funcionó como lugar de hospedaje para los visitantes. Posteriormente, durante la década del 1970, funcionó como una panadería hasta llegar actualmente a tener un uso mixto de vivienda y uso comercial.

werner_exterior

Casa Werner, Puerto Octay. Vista exterior

La casa

El volumen de la casa original no ha sido mayormente modificado con el paso del tiempo. El único cambio que ha sufrido en su volumetría es la adición de un recinto exterior, adosado a la vivienda en su parte posterior, tocándolo solo en el vértice, por lo que no debiera ser considerada como una modificación a la estructura original. En cuanto al exterior, debido a la ubicación del inmueble, al final de una larga pendiente, ha sufrido choques de vehículos pesados, por lo que ha sido necesario reparar esa zona y trasladar planchas del revestimiento metálico de la fachada posterior a la fachada principal.

Los elementos compositivos de la fachada no han sufrido cambios y se conservan los marcos de puertas y ventanas originales. Al interior, las principales modificaciones han sido divisiones para el nuevo uso del inmueble. Estas divisiones han sido realizadas con paneles de tabiquería sencilla.

werner_fassades

Casa Werner, Puerto Octay. Fachadas Principal y Posterior

El estilo de la casa se enmarca dentro de la definición de Neoclásico ya que guarda ciertas características de las construcciones típicas de la arquitectura europea (alemana en este caso) del siglo XIX. Uno de los detalles estilísticos de esta casa es la diferenciación de los niveles mediante una cornisa que corona todo el primer piso, además de la diferencia de las ventanas entre estos dos niveles de la casa, siendo las inferiores más anchas que las superiores, más estilizadas. Otros elementos son los detalles de los marcos de las puertas y al interior las escaleras balaustradas que otorgan el estilo típico a las viviendas de esta época. Otro rasgo de la vivienda es la intención de ocultar la cubierta desde la vista principal mediante el tratamiento de las fachadas, aunque en esta casa en particular eso esta más bien dado por que la pendiente no es muy pronunciada en la cubierta. Si bien la elección del revestimiento no esta hecha en base a criterios estéticos, es una característica particular de la vivienda. El revestimiento continuo ayuda a la comprensión del edificio en su cualidad espacial de volumen aislado.

werner_plan

Casa Werner, Puerto Octay. Planta Baja

El sistema constructivo de la casa corresponde a los que utilizaban los colonos que llegaron al sur de Chile a mediados del siglo XIX. Estas se caracterizaban por el uso de maderas nativas, que abundaban en ese tiempo, y por ello disponían de piezas de grandes escuadrías. Por otro lado era común que la fundación se hiciera sobre grandes piedras y no sobre bloques de hormigón (que fue posterior). La fundación está hecha con piedras y poyos de hormigón, ya que algunas han tenido que ser reemplazadas debido al deterioro de las piedras originales. La estructura del piso sobre las fundaciones, fue realizada con piezas de madera nativa de gran escuadría (10x6"). La altura del piso varía debido a que se encuentra en un terreno con pendiente. En la parte posterior de la vivienda se encontraron algunos de los símbolos característicos que los carpinteros alemanes utilizaban para reconocer la ubicación de las piezas de madera en la totalidad del edificio. El sistema constructivo de la vivienda es el clásico utilizado en viviendas con paneles, compuesto de pies derechos, diagonales y otros arriostramientos.

werner_det

Casa Werner, Puerto Octay. Detalle de la fachada y revestimiento metálico exterior.

Es posible apreciar que la vivienda presenta un nivel de conservación regular. Se observan tres problemas principales: en primer lugar existe un asentamiento diferencial producto del deterioro y la desigualdad de condiciones de las fundaciones de piedra; en segundo lugar, presenta un extenso deterioro en los revestimientos sobre todo de la fachada posterior, en donde faltan varias planchas del revestimiento; y por último, presenta daños en los remates de carpintería y hojalatería, además de un descuido en la colocación de encuentros entre las instalaciones nuevas y la estructura original.